lunes, 28 de enero de 2008

Los condilomas, verrugas genitales o verrugas venéreas

Los virus del papiloma humano (VPH ó HPV en inglés) y las verrugas llamadas condilomas que son provocadas por algunas variaciones específicas de VPH son de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Los virus del papiloma humano afectan tanto a hombres como a mujeres. Existen aproximadamente sesenta variación de virus de papiloma humano, y la tercera parte de este total es transmitida por vía sexual.


Los condilomas, verrugas genitales o verrugas venéreas

El condiloma acuminado, llamado generalmente condiloma o verrugas genitales, es una enfermedad viral, causada por el virus papiloma humano. Se caracteriza por el crecimiento de verrugas blandas en los genitales o en la región anal.

Si bien es considerada una enfermedad de transmisión sexual (ETS), en niños puede darse con o sin el contacto sexual. La infección por VPH es muy frecuente. Los condilomas acuminados son también llamados verrugas venéreas. Suelen aparecer noventa días después del contacto con alguna persona enferma, manifestándose en la mujer como verrugas en la los labios vaginales, en la vulva, internamente en el cuello del útero y también en la zona anal.

En los varones las verrugas aparecen en el pene, cerca del ano si se practica sexo anal y también en el escroto. La evolución de las verrugas es impredecible y no se ha comprendido aún. Es posible que las verrugas crezcan o desaparezcan, también pueden permanecer sin cambios. Es posible extirpar las verrugas con criocirugía o electro cirugía, también se puede utilizar láser cuando la zona afectada es amplia.


La prevención es fundamental

Estas verrugas provocada por el VPH son planas y no son fácilmente visibles sin exámenes especiales. La investigación también muestra que la presencia conjunta de VPH y el virus del herpes genital son un factor de riesgo para la aparición de cáncer de cuello de útero. Esta asociación hace que sea fundamental el diagnóstico precoz y tratamiento adecuado. Para detectar el VPH en la mujer es importante hacer la prueba de Papanicolau regularmente.
Debido a la que la mayoría de las ETS suelen ser asintomáticas, el uso de preservativo ha demostrado ser una excelente técnica de prevención tanto de la infección por VPH como de las demás ETS.

La práctica sexual monógama con una pareja sana ( y monogámica) es la manera más práctica de evitar enfermedades de transmisión sexual. Hay que decir también que la abstinencia total es la manera más segura de evitar los condilomas y demás infecciones de transmisión sexual pero esto es prácticamente imposible en momentos de vida sexual activa, de modo que el cuidado y el uso de preservativos es la opción a seguir.

Design konnio.com

eXTReMe Tracker