lunes, 11 de febrero de 2008

PROPIEDADES DE LOS HIGOS Y AVELLANAS

Muy ricos en calorías, los higos resultan estupendos para dar energía durante los helados días de invierno. Son muy ricos en fibra por lo que regulan el transito intestinal. Su gran contenido en hierro y en vitamina C y B los hace muy adecuados para la fabricación de los glóbulos rojos, muy necesarios para evitar la anemia. Resultan muy nutritivos para los niños y para los deportistas, especialmente el " pan de higo", formado por estos frutos, una vez secos, mezclados con almendras. Una combinación más antigua y fácil de preparar ha sido la conocida como " Turrón de pobre" que consistía en abrir un higo seco por la mitad e introducir una bellota dulce en su interior. En caso de no disponer de esta se sustituía por una almendra pelada.

De igual manera, contienen mucho potasio, un mineral que resulta imprescindible para regular los líquidos corporales y para controlar el ritmo cardíaco, el sistema nervioso y la producción de masa muscular.

Los higos secos son extremadamente energéticos - 250 kcal por cada 100 gr en comparacion con las 220 kcal que tiene una chuleta de cerdo del mismo peso- La riqueza en calcio de los higos secos es enorme en comparación con los higos frescos - 144 mg por 35 mg, respectivamente, por lo que son muy adecuados en el crecimiento y para prevenir la osteopororis.

Podemos preparar un jarabe contra la tos a base de cocer 6 higos secos por vaso de agua, hasta que el líquido se haga espeso. Tomaremos 4 cucharadas al día.

Además de todos estos usos tradicionales tan nutritivos , a los higos secos, según las últimas investigaciones, se les han encontrado propiedades anticancerígenas. Así pues, deberíamos secar los higos frescos, recogidos en verano y otoño, para aprovecharnos de todas sus virtudes, incluso incrementadas, cuando llegue el invierno. Para ello, los extenderemos encima de cañizos al sol. Luego los guardaremos en recipientes de cartón o madera bien secos.

Dada la capacidad alimenticia de este fruto y sus variadas propiedades curativas, los higos han tenido una importancia muy grande a lo largo de la historia. Este fruto tiene un papel fundamental dentro de la mitología clásica. La higuera estaba considerada como un árbol sagrado por los romanos, especialmente dedicado al dios Baco. Debemos tener en cuenta que una higuera era el árbol donde reposaba la loba que amamantaba a Rómulo y Remo. En las fiestas importantes, se ofrecían los higos como ofrenda a los que visitaban una casa y en muchos escritos de esta cultura aparecen continuas referencias a esta fruta.

Design konnio.com

eXTReMe Tracker